LAS MUJERES MENORES DE 30 AÑOS ESTÁN CAMBIANDO EL MUNDO



Millennial, centennial o nativa digital: sin importar la etiqueta, las nacidas después de 1981 viven hoy su apogeo profesional. Crecieron en la época de la hipercomunicación y de los cambios acelerados, y se caracterizan por tener un profundo sentido de propósito y por querer que sus acciones tengan un impacto positivo en el mundo.

Muchas de ellas transforman comunidades enteras y dan grandes pasos en diferentes áreas del conocimiento. Descubre cómo las mujeres latinas menores de 30 años hoy hacen historia en distintos ámbitos.

  • Salud

Las mujeres jóvenes quieren trabajar con un propósito claro: no es una opción ganar dinero en trabajos aburridos con los que no se conectan; en su lugar, la meta es dejar huella en la sociedad. Son mujeres que se caracterizan por organizar su vida y su visión del futuro de acuerdo con sus ideales.

Uno de ellos es asegurar que la salud esté al alcance de todos, en primer lugar la salud íntima femenina. La preocupación de que muchas mujeres no cuidaran este aspecto tan fundamental, por vergüenza o por los altos costos de las consultas médicas, inspiró a una ingeniera bioquímica mexicana a buscar una solución.

Su respuesta fue desarrollar unas tiras que se pegan a la ropa interior y que cambian de color si hay algo irregular en el flujo vaginal. Con ellas la mujer sabe si debe buscar consejo médico.

 

 

  • Ciencia y tecnología

En los años sesenta el papel de las mujeres en la ciencia era subestimado; en la NASA esta situación no era la excepción. Katherine Johnson y sus colegas, Dorothy Vaughan y Mary Jackson, afrontaron grandes obstáculos y tuvieron que demostrar su valor con sus aportes a la carrera espacial.

Hoy, las mujeres menores de 30 años buscan solucionar problemas cotidianos y relevantes, pero desatendidos. No es de extrañar que cada vez sean más los avances tecnológicos desarrollados por ellas, como las sillas inteligentes que envían señales de alerta cuando a un adulto se le olvida que ha dejado un niño encerrado en un carro.

También hay profesionales que colaboran activamente en proyectos de exploración espacial en la NASA o que desarrollan investigaciones tan importantes que forman parte de los trabajos sobre agujeros negros del famoso astrofísico, Stephen Hawking.

Sin lugar a dudas los estigmas sobre la inferioridad intelectual de la mujer están cada vez más en el pasado, y es realmente excitante pensar en el universo de posibilidades que espera a las niñas de hoy.

  • Sociedad

En el ámbito social las jóvenes latinas no se quedan atrás. Podemos encontrar fundadoras de organizaciones dedicadas a empoderar a otras mujeres para que tomen las riendas de su futuro; emprendimientos que motivan a las chicas latinas para que elijan la ciencia, la tecnología, la ingeniería y las matemáticas como carreras profesionales; o voceras de sectores marginados de la población que luchan por la igualdad y el respeto.

En definitiva, cuando hablamos de empoderamiento femenino, las palabras clave son determinación y fuerza.

  • Deportes

Ganadoras de medallas en el atletismo mundial; futbolistas nominadas por primera vez en la historia en dos categorías (“Mejor equipo” y “Mejor gol”) en la más importante gala del fútbol; mujeres que comienzan a destacarse como pilotos de Fórmula 1; montañistas que establecen récords mundiales en la cumbre más alta de América Latina.

Son logros que hacen historia en el deporte mundial, ganados con esfuerzo, sacrificio y, sobre todo, con mucha pasión y ganas de demostrar de qué están hechas las mujeres. Logros que nos recuerdan que el empoderamiento femenino no se trata de tener poder sobre los demás, sino de disciplina, resiliencia y perseverancia.

En diferentes áreas las jóvenes latinas están haciendo la diferencia. Están decididas a aprovechar las oportunidades, a incentivar a otras mujeres a que se desarrollen, a dar el ejemplo a las generaciones venideras y a hacer realidad la igualdad de género.

Determinación, fuerza y fe en ti misma son decisivos en el empoderamiento femenino. ¿Qué esperas para cumplir tus sueños?